martes, 24 de junio de 2014

Nunca tuve tanto valor como el día en el que te permití quererme.



Lucho cada día por aparentar ser fuerte.

Estar fuerte para que tu tengas un hombro que no se desmorone al verte llorar.

Lucho por devolverte esa sonrisa que logre sacarte hace un tiempo ya, me encanta ser el motivo de esa sonrisa.... y que pocas veces pierdes.

Por sacar fuerzas para abrazarte, para que nunca puedas llegar a sentirte solo, hacerte saber que estoy ahí y estaré ahí apoyándote como el que mas en todo esto, aunque más de una vez sean momentos duros para mi.

Apoyarte y verte crecer día a día con lo que amas, que sigas emocionándome al verte y poniéndome los pelos de punta.

Por conservar esa sonrisa que cada mañana te ilumina la cara… por ir con la cabeza alta.

Lucho por no bajar nunca mi mirada pase lo que pase.

Lucho por seguir viéndome reflejado en el brillo de tus ojos.

Lucho por conseguir luchar cada día en esta lucha que nunca termina, y que no tiene ni vencedores ni vencidos...tan solo la necesidad de no acabar nunca.

Sentir mil sentimientos y no entender ninguno de ellos, preguntarme cosas que son evidentes, pero que adoro escuchar.

Querer rozar tu piel, sentir escalofríos cuando sienta tus dedos en mi espalda a la hora de dormir. Sonreír cada vez que hablamos, perderme en un cuento en el que estamos solos tu y yo y nuestra peculiar historia que no ha hecho más que empezar

29. R.S.P




martes, 18 de febrero de 2014

Apostar por lo que nadie apostaría



Y sin saber porqué, el destino les cruzó otorgándoles la oportunidad para estar juntos.

A simple vista parecíamos diferentes, nuestras vidas no tenían nada en común, pero solo eso, parecíamos, donde al final le descubrí y me di cuenta que no existía persona mas afín a mi.

La vida nos dio la experiencia de amar y de ser amados , formando así una pareja por la que nadie habría dado un duro.

Y es que es ahí donde reside la magia.

¿Quién dijo que solo los polos opuestos se atraen?


Cuando me besa consigue hacerme perder la noción del tiempo, aunque a veces sea un cabezota y piense que estoy harto, él es el que hace que pierda el control, que mi conciencia desaparezca por momentos y deje paso a la tentación.

No puedo engañar a nadie y mucho menos a mí, me hace sentirme yo mismo, me devuelve la vida y me la mejora.

Es él, el único que supo conectar conmigo desde el minuto uno, no para de volverme loco, cada palabra que me dedica hace que me dé un vuelco al corazón, a pesar de las pocas veces lo exprese como debía hacerlo, hace que se me erice la piel y me suba un escalofrío desde los pies hasta el último pelo de la cabeza.

Su manera de sonreírme, sus bobadas, su gesto con la lengua, su mirada que incita a todo lo prohibido. Es una sensación que no me importaría cometer una y otra vez.

Me llevas al cielo, pero siempre acabamos en el infierno. Me has creado adicción por ti. No quiero separarme de ti, cada minuto que comparto a tu lado es un minuto más que me regalas y que me devuelve a la vida, esa vida que estuve tiempo malgastando.


Me has devuelto la sonrisa, me has elevado hacia la alegría y nunca me sueltas de ella, por nada del mundo...creo que contigo la felicidad no es tan imposible de alcanzar.




miércoles, 15 de enero de 2014

No se trata de encontrar a alguien que solucione tus carencias sino que te acepte con ellas.



Ese momento en que su mirada y la mía se cruzan

En tan solo en unos segundos siento mil cosas a la vez, imaginaciones mías, ilusiones, noto como nos miramos fijamente

Las palabras sobran tanto a veces, los ojos hablan solos, sin necesidad de pronunciar una sola palabra, noto como me recorre un cosquilleo por todo el cuerpo cuando poco a poco voy notando sus tiernos labios junto a los míos, besos, miradas y más besos el tiempo se para, nos hacemos uno.




Ahora mismo, a día de hoy puedo decir que no me imagino una vida sin él.