domingo, 23 de diciembre de 2012

Cada día es una nueva oportunidad para cambiar algo


Puede que apueste por el número 5 y salga el 6.
Puede que mañana llueva o podamos ir a la playa.
Puede que suspenda el examen o saque la máxima nota.
Puede que al cruzar la esquina encuentre al chico de mis sueños o simplemente tropiece y me caiga.
No hay nada imposible en la vida, las cosas simplemente son improbables pero eso a su vez es probable. El destino juega con nosotros. A veces para bien, a veces para mal, pero vida solo hay una y se nos ha dado la oportunidad de vivirla, de disfrutarla, de exprimirla al máximo, para no contar con los dedos de una mano los momentos increíbles, sino los malos.
No podemos encerrarnos en el "Y si..." hay que jugar, se pueden tener buenas cartas o no.
Pero hay que arriesgar para poder ganar, y no atormentarnos después en un futuro con el "si hubiera..."

Al final te acabas dando cuenta de que andar dándole vueltas a una misma cosa tantas veces no sirve para nada...porque al fin y al cabo lo que tenga que pasar, pasará
Que la meta es llegar hasta el final, y el final es exactamente donde tú te propongas llegar.
Y es que en la vida no se trata de buscar el momento perfecto…solo se trata de dejarte llevar



"Alguien me dijo una vez que en el momento en que te paras a pensar si quieres a alguien, ya has dejado de quererle para siempre"

No hay comentarios:

Publicar un comentario