viernes, 30 de noviembre de 2012

¿Mi plan? Reír, soñar y disfrutar


En esta vida tienes que estar preparado para cualquier cosa, siempre me lo han dicho y la verdad es que tenían razón.
He pasado por momentos que hubiera deseado no pasar y he tenido sensaciones difíciles de descifrar.

Sí, quizás esté solo.
No tengo a nadie a mi lado, a nadie que me de los buenos días por la mañana con un beso, a nadie que me llame todos los días porque necesite escuchar mi voz, a nadie que sonría cuando yo sonrío, a nadie que cuando estemos juntos se le pase el tiempo tan rápido que se despida de mi lentamente, a nadie que cuando me bese sienta ese cosquilleo que todos sentimos cuando nos enamoramos...
Y sí, me encantaría tener a alguien así, que se preocupe por mi, que me quiera, que me haga feliz….
Pero a veces, en la vida no se puede conseguir lo que uno quiere.
Y qué vas a hacer ¿enfadarte, encerrarte en tu casa, amargarte por no tener a alguien con el que compartir tu vida? Pues no, no debe de ser así.
Sal de tu casa, con la cabeza bien alta y piensa que eres feliz así, que no necesitas a nadie, diviértete, cumple tus sueños, sal de fiesta hasta al día siguiente, baila hasta que los tobillos te duelan, ríete hasta que te duela la barriga, canta hasta quedarte sin voz, pero ante todo, sonríe.
Si quieres hacer algo, hazlo sin más, solo por el placer de recordarlo después y sonreír. Vive y disfruta, solo eso.

He tardado en darme cuenta, pero creo que a día de hoy ya he comprendido que todo terminó... sí, quizá terminó hace muchísimo mas tiempo, pero nunca se esta preparado para comprender cosas así. 

¿Mi plan? Reír, soñar y disfrutar

No hay comentarios:

Publicar un comentario