domingo, 11 de noviembre de 2012

Ellas


Eh preciosas, hay alguien  que tiene que deciros una cosa.
Se trata de un chico torpe, pesado y algo tonto que se ha empeñado en haceros sonreír todos los días.
Me ha dicho que todas las mañanas tendréis sus tonterías , dice que os obligará a esperarle durante horas cuando quiera estar por ahí, que no os dejara dormir  porque piensa que solo hay que soñar despierto, y por último que os ayudará en todo lo que pueda, y en lo que no pueda también.
Pero vamos, que no le hagáis mucho caso, porque me han dicho por ahí que está un poco loco y hace cosas raras.
Ah, se me olvidaba, creo que también ha mencionado que no os fallará por nada ni por nadie y que lamenta mucho no haber estado cuando le necesitabais, pero ya sabéis lo que dicen, mejor tarde que nunca, y él siempre llega.

Espera, espera, ¿creíais que esto ya había terminado? Pues NO. Me falta recordaros que no ha parado de repetirme lo mucho que os quiere y que os necesita en su vida, en su día a día, en sus mañanas, tardes y noches, de lunes a domingo a jornada completa.
Aquí no hay vacaciones que valgan. Solo muchas horas extras pagadas con mimos y abrazos.
No olvidéis que ese pesado no os dejará tranquilas hasta que no seáis completa, absoluta y radicalmente felices, como vosotras hacéis con él.
Dice que odia las lágrimas, que son aburridas y estúpidas, que ya ha tenido demasiadas y que nada vale más que una sonrisa sincera de esas que empiezan por la boca, suben hasta los ojos y te llenan de ese mágico escalofrío.
Así que solo me queda recordaros una vez más, que esta vida dura poco pero da para mucho.
Aprovecharla al máximo y disfrutar de cada efímero instante, y si es con esta gran compañía que hacemos todos juntos mejor.



Que os quiero cojooonees!




No hay comentarios:

Publicar un comentario